Cómo activar todas las zonas del cerebro
Existen algunos ejercicios que sirven para salir completamente de la zona de confort y activar el cerebro. Por ejemplo, puedes utilizar los cubiertos con la mano contraria a la que utilizas habitualmente, también puedes realizar el ejercicio de realizar una actividad determinada con los ojos cerrados, puedes recorrer una parte de tu paseo saltando a la pata coja…

Rompe con lo habitual

Se trata de hacer las cosas del modo distinto al habitual. Desde el punto de vista culinario, también es interesante experimentar con nuevas recetas para probar también sabores distintos. A través de cada sentido, recibes una información concreta sobre la realidad.

Los ejercicios de memoria también son especialmente recomendables para activar el cerebro. Por ejemplo, al final de la jornada puedes escribir una lista con los nombres de las personas con las que has charlado durante el día. O también, puedes escribir el nombre de las calles que has recorrido en el itinerario del trabajo a casa.

Cómo activar todas las zonas del cerebro

Jugar con las palabras

Elige una frase concreta de un libro o de una revista y después, toma esa frase como punto de partida de una redacción personal. Realizar puzzles también es muy estimulante para activar la mente ya que este tipo de actividad refuerza el ingenio y la concentración. En lugar de ir con la lista de la compra al supermercado, es importante que intentes memorizar los conceptos.

Jugar con el abecedario y con las palabras también es una buena fórmula para activar la mente. Por ejemplo, puedes coger el diccionario, buscar una palabra y a partir de ahí, elaborar una lista con tres sinónimos y con tres antónimos. También puedes jugar a hacer palabras encadenadas utilizando la letra de la última palabra como punto de partida del inicio de otra también es un ejercicio de creatividad. También puedes escribir poesía en verso libre para no recurrir a la típica rima fácil.