¿Cómo actuar cuando no sabes qué hacer?
Los seres humanos somos seres complejos. Tanto que podemos vivir sentimientos contradictorios y bloqueos en los que no sabemos qué hacer. Cuando este tipo de situaciones se viven con una rutina desmedida, entonces, podría ser efectivo hacer un proceso de coaching para comprobar qué se esconde detrás de tal indecisión. ¿Pero qué hacer cuando vives esta situación de una forma puntual?

Deja la situación tal y como está

Si ahora mismo no sabes qué hacer respecto a un asunto en concreto, entonces, puedes dejar la situación tal y como está. Aparca el tema durante el tiempo que estimes oportuno (lo conveniente es que no sea demasiado) y te centres en otros asuntos. Puede que el paso del tiempo te ayude a ganar claridad de ideas y objetividad respecto a aquello que te conviene o no te conviene hacer.

La decisión es tuya

Con frecuencia, en este tipo de situaciones, las personas buscan la respuesta en terceros, ya sea en un amigo de confianza o en un familiar como si alguien externo supiera qué es lo correcto. Es importante vivir de acuerdo a un criterio interno porque las prioridades del otro no tienen por qué ser las propias. Se puede buscar el consejo externo pero sin tomar ese consejo como un mandato.

¿Cómo actuar cuando no sabes qué hacer?

¿Qué es lo que te bloquea?

Podrás avanzar cuando descubras qué es exactamente lo que te bloquea y qué se esconde detrás de tu miedo. Cuando identifiques ese miedo te sentirás más preparado para controlarlo. Por otra parte, valora posibles opciones ante el conflicto que te bloquea y analiza también las posibles consecuencias de tus actos para tener una perspectiva lo más global posible de la situación.

En última instancia, piensa que la vida es acción, por tanto, tienes que actuar ya que el simple hecho de evitar un asunto y postergarlo también es una forma de comportamiento aunque no el más saludable.