¿Cómo adelantarte a los cambios?
En la vida, anticiparte al futuro de una forma desmedida te puede traer ansiedad, sufrimiento, angustia… Sin embargo, ser previsor siempre es un punto a tu favor, por ello, la práctica de adelantarte a los cambios en muchas situaciones puede ayudarte a aliviar el malestar que de normal se siente ante todo cambio. Incluso, ante esos cambios deseados. ¿Cómo lograr este objetivo?

En primer lugar, cuando vayas a tomar una decisión importante, es indispensable que hagas balance de diferentes alternativas y también, de las consecuencias que puede tener cada decisión que vas a tomar. Asumir los riesgos de una acción puede hacerte ver con más claridad el alcance de la misma.

Por otra parte, para adelantarte a los cambios, en ciertos momentos, la información es un punto a tu favor. Por ejemplo, la vida de cualquier persona cambia al tener un bebé. Por ello, ante un cambio tan drástico es positivo leer libros vinculados con la maternidad para poder ir asumiendo en parte esos cambios que se producen de golpe tras dar a luz.

Un ser humano puede visualizar imágenes vinculadas con el futuro. Evidentemente, esas imágenes son recreadas a partir de la imaginación en base a lo que uno cree que sucederá en el mañana. Sin embargo, el ejercicio de visualizar algo que te preocupa y que está por llegar puede hacerte mucho bien. Por ejemplo, aquellas personas que tienen miedo a la hora de hablar en público y presentar una ponencia, pueden irse dando confianza y autoestima a sí mismas, al visualizarse de forma positiva en ese momento frente a un auditorio.

La organización también te ayuda a la hora de adelantarte al futuro. Si tienes que dejar tu ciudad por motivos laborales, ir planificando con tiempo todos los cambios te dará más seguridad que dejar todo para el último momento.