Cómo afecta la tristeza en la percepción de un problema
Comprender cómo los distintos estados de ánimo influyen de una forma o de otra en la visión de un problema es muy importante para mantener la objetividad. Sin duda, analizar un mismo hecho bajo el impacto de la tristeza o hacerlo bajo el foco de la alegría es muy distinto porque nuestra mente, no funciona igual bajo la óptica de la pena.

La tristeza produce pensamiento negativo

Cuando estamos bajo el impacto de la decepción y la tristeza no vemos las cosas tal y como son. Ponemos el foco de atención, únicamente, en un hecho puntual pero no ampliamos la mirada para valorar la generalidad. Con el paso de los días, puede que lleguemos a ver el mismo problema con una mirada totalmente distinta porque cuando el estado de ánimo mejora, también varía la visión que tenemos de la realidad.

Es importante tener este punto en cuenta para evitar dramatizar a partir de una situación concreta en un momento frustrante. La vida es cambio. Escribir un diario puede ayudarnos a visualizar de una forma más lógica ese cambio inherente al propio vivir.

Cómo afecta la tristeza en la percepción de un problema

Efectos de la tristeza

La tristeza produce cansancio, roba energía física y mental, te debilita, puede estar cargada de ira o de melancolía… Todos estos factores influyen en la predisposición vital que una persona tiene hacia la vida en una fase de estas características que son completamente distintas a un instante de alegría.

Cuando estamos bajo el impacto de una tristeza fuerte no percibimos con la nitidez necesaria la vida, el futuro y tampoco a nosotros mismos. Por ello, conviene evitar tomar decisiones drásticas en una fase de tristeza porque con el tiempo, es posible sufrir arrepentimiento al no comprender aquella decisión.