Cómo afrontar el vacío que causa la muerte de una persona
La muerte de un ser querido deja tras de sí un poso de dolor inevitable. Aunque la muerte es algo natural, eso no significa que no deje un manto de dolor y de tristeza a su paso. ¿Cómo afrontar el vacío que causa la muerte de un ser querido?

Siente ese vacío

En los meses posteriores a la muerte de un ser querido, especialmente, en la recta inicial, es frecuente sentir un gran vacío a nivel interno. Un vacío que lo llena todo y que deja sin energía a quien tiene que hacer un esfuerzo sobrehumano para sobreponerse a una pérdida irreparable. Nadie puede llenar el vacío dejado por otra persona.

Llora tu tristeza

Llora tu tristeza y siente tu dolor. Lo realmente contrario a la inteligencia emocional en un momento así sería actuar con indiferencia ante ese malestar. Una herida emocional requiere cuidados, atención, mimos y amor.

Recuerda a la persona ausente

Que alguien haya muerto no significa que no haya existido nunca. De hecho, los familiares y amigos son un testimonio vivo y cercano de la huella de esa persona en el mundo. Habla de esa persona en tus conversaciones, disfruta de sus fotografías, recuerda los momentos compartidos porque esas vivencias son un tesoro de amor incondicional.

Cómo afrontar el vacío que causa la muerte de una persona

Estar triste no significa estar deprimido

La tisteza por la muerte de un ser querido es muy intensa y aguda pero estar triste no significa estar deprimido. La tristeza como tal no es una enfermedad sino un sentimiento natural que está causado por un hecho lógico. Sí es verdad que la tristeza profunda puede derivar en una depresión cuando la tristeza impide a la persona seguir con su vida normal. En ese caso, es fundamental acudir al psicólogo y contar con la ayuda de un especialista para lograr superar el dolor.