Cómo afrontar la inseguridad en el trabajo
Existen personas que se muestran de una forma totalmente diferente en función del contexto en el que se mueven y se relacionan. Lo cierto es que las personas tímidas pueden tener grandes dificultades a nivel emocional al incorporarse a una nueva empresa y no conocer a nadie.

La realidad es que en el ámbito laboral, las relaciones interpersonales también son muy importantes. Es decir, es esencial tener un ambiente humano y poder contar con compañeros que te valoran y te aprecian. Pero para ello, no puedes quedarte encerrado en ti mismo sino que también debes tomar la iniciativa a la hora de presentarte e interesarte por conocer a los demás. Con un poco más de tiempo seguro que te conviertes en uno más del grupo.

Por otra parte, para hacer frente a la inseguridad en el trabajo debes pensar si dicho sentimiento es normal y objetivo. Por ejemplo, un joven licenciado que hace frente a su primer trabajo puede sentirse con total naturalidad un poco desorientado. Conforme vayan pasando las semanas y vaya afrontando nuevos retos se sentirá bien consigo mismo, más capaz e incluso, más maduro. Por otra parte, la inseguridad es totalmente natural ante una situación nueva. Por ello, piensa que ante el cambio, es normal reaccionar con prudencia y también, a la expectativa. Es decir, protegiéndote para no sufrir más de lo debido.

Para moderar los sentimientos de inseguridad también debes generarte a ti mismo pensamientos positivos que te ayuden a estar mejor y a confiar en ti. Piensa en todos los obstáculos que superaste en el pasado y que te parecieron imposibles de afrontar. Lo cierto es que la edad es un punto a favor en este sentido y los años te aportan madurez y confianza en ti mismo y en tu capacidad de talento ilimitado. Mucha suerte.