Cómo alejarte de aquello que te hace daño
En la vida, existen tantos matices, ámbitos y realidades que te afectan de una forma directa o indirecta, que a veces, no es fácil encontrar el equilibrio de vivir en conexión con el pensamiento positivo. Puede que algo te robe la paz interior de algún modo. Cuando eso sucede, te resulta imposible vivir el presente porque la mente se centra en una angustia futura, en un peligro que está por llegar.

¿Cómo alejarte de aquello que te hace daño? Cuando se trata de una relación destructiva ya sea de amor o de amistad, entonces, el paso necesario es el de romper los lazos con esa persona. Existe gente que por miedo de estar sola prefiere compañía alrededor aunque dicha compañía no sea muy positiva. Cambia este modo de pensar porque debes aprender a quererte y ser tu mejor amigo.

En otras ocasiones, puede que haya algo en ti que sea lo que te hace sufrir. Por ejemplo, puede que seas muy crítico contigo mismo, que tengas una baja autoestima, que des muchas vueltas a la cabeza… En ese caso, debes modificar el trato que te das a ti mismo para aprender a respetarte desde hoy mismo porque eres una persona valiosa que merece la pena.

Dentro del entorno laboral también pueden producirse muchas situaciones que te hacen daño. Cuando se trata de un malestar constante en forma de estrés o ansiedad debes valorar la posibilidad de cambiar tu actitud. No te tomes las cosas tan en serio y aprende a relativizar los conflictos con sentido del humor. Busca apoyos emocionales en otros amigos o compañeros de trabajo. Pide ayuda cuando sea necesario.

En la vida también hay situaciones que duelen de forma lógica y de las que es imposible distanciarte porque tampoco quieres hacerlo. Así sucede, por ejemplo, cuando sufres por la enfermedad de un ser querido. En ese caso, lo único que se puede hacer es sobrellevar el dolor del mejor modo posible.