Cómo aliviar una angustia emocional
¿Cómo aliviar una angustia emocional? La angustia es muy amarga, te hace sufrir, te hace más consciente de tus debilidades… Es posible sufrir una angustia emocional a partir también, de un dolor físico, por ejemplo. La interpretación que una persona hace del dolor corporal puede ser muy dañina a nivel mental. Pero la angustia también puede surgir ante un cambio muy potente en la vida del sujeto que amenaza su seguridad, por ejemplo, una ruptura de pareja, el diagnóstico de una enfermedad grave, un despido laboral inesperado. ¿Cómo aliviar la angustia emocional?

En primer lugar, en los momentos en que esa angustia se traduzca también en un malestar físico notable, entonces, intenta buscar una postura que sea cómoda. Si estás en casa puedes tumbarte un rato en el sofá en la cama, apaga la televisión, no hables con nadie e intenta no pensar en nada. Poco a poco, el malestar irá pasando. La angustia emocional prolongada puede ser motivo de consulta médica, por tanto, habla con tu médico para que te oriente sobre la posibilidad de acudir al psicólogo.

Para aliviar cualquier angustia a nivel anímico, intenta centrarte en ti durante el tiempo que haga falta hasta que te sientas bien. Después de un sufrimiento emocional importante e intenso que ha producido un desgaste es normal sentir cansancio físico y falta de energía. Para compensar el mal rato intenta hacer algo gratificante que te guste, date un capricho, quiérete y mímate como mereces. Para aliviar una angustia a nivel emocional intenta no pensar en el futuro en ese momento porque lo habitual en esa situación así es caer en los pensamientos catastróficos. Intenta hacer planes vinculados con la naturaleza porque respirar aire puro es muy positivo para reducir la ansiedad.