Cómo amar los defectos de tu pareja
Amar a una persona pensando en sus virtudes y en todo lo bueno que tiene resulta relativamente sencillo. En cambio, querer a una persona valorando sus defectos y puntos débiles plantea más dificultades. Sin embargo, en cualquier relación de pareja, tanto él como ella tienen manías y defectos. ¿Cómo amar a tu pareja a pesar de sus defectos?

No busques imposibles

No importa de quién te enamores ni lo perfecta que te parezca esa persona en la fase de enamoramiento porque todo eso pasa, y tarde o temprano, surge una nueva realidad. La del amor sin máscara ni artificio en la que una persona muestra no sólo sus virtudes sino también, sus puntos menos bonitos.

Por otra parte, valora de forma objetiva tu relación para comprobar si lo que te aporta la otra persona es positivo o negativo. En el caso de que en una relación puedan más las discusiones y las vivencias negativas, es saludable romper ese vínculo tóxico. Ama la imperfección de tu pareja porque el propio amor humano es imperfecto.

Cómo amar los defectos de tu pareja

No te obsesiones

En más de una ocasión, el conflicto no surge a partir de una manía del otro sino a partir de una obsesión propia con ese tema. Para evitarlo, trabaja tus propias limitaciones, pon el foco de atención en crecer como persona y corregir algunos defectos para hacer la convivencia más agradable a tu pareja. Es decir, en vez de ponerte a la defensiva, adopta una actitud proactiva para mejorar.

Evita poner en evidencia a tu pareja delante de amigos y familiares. Si tienes que decirle algo, entonces, hazlo en privado. Del mismo modo, ten cuidado de no asumir el rol de don perfecto porque a nadie le gusta que le estén todo el día corrigiendo como un niño pequeño.

Para amar los defectos de tu pareja recuerda lo perfecta que te parecía esa persona cuando te enamoraste. Relativiza sus manías, pon en práctica el sentido del humor y sonríe.