Cómo aprender más de tu experiencia
La verdadera sabiduría es práctica, surge a partir de la experiencia del propio vivir. Sin embargo, el aprendizaje solo es posible cuando una persona reflexiona a partir de sus vivencias, se hace preguntas, analiza los hechos y extrae sus propias conclusiones. En el camino de la vida no solo debes estar centrado en mantener un ritmo para ir avanzando sino que también debes pararte a pensar, es decir, hacer una pausa a modo de alto en el camino para deliberar y meditar. ¿Cómo aprender más a partir de tu experiencia?

Observando

Existe una gran diferencia entre ver y contemplar. La verdadera esencia del aprendizaje reside en la observación propia de aquel que está atento en la atención de los detalles para ver más allá de lo evidente.

Celebrando éxitos y fracasos

Existen personas que tienen la idea equivocada de que se aprende más de los fracasos que de los éxitos (lo que conduce a una interpretación bastante pesimista de la realidad). Detrás de todo éxito existe algo que podía haberse hecho mejor todavía y detrás de todo fracaso existen también aciertos. El éxito y el fracaso no son dos términos absolutos sino un reflejo del aprendizaje en sí mismo y de la evolución del propio vivir. Todo éxito y todo fracaso también tiene una perspectiva diferente en función de la interpretación del momento y desde el punto de vista del que observas la realidad.

Cómo aprender más de tu experiencia

Compartiendo la vida con los demás

Vivir es compartir en letras mayúsculas. Es decir, aprendes más de tu experiencia cuando compartes algunas de tus vivencias con personas de confianza que te reportan un feedback constructivo en las conversaciones. El consejo de un buen amigo puede ofrecerte un punto de vista enriquecedor sobre un tema que te preocupa y te inquieta.