Cómo aprovechar una segunda oportunidad en una relación
¿Cómo aprovechar una segunda oportunidad en una relación? El ser humano tiene grandes virtudes y mucho potencial dentro de sí mismo. Pero a su vez, también conviene recordar que el ser humano tiene la capacidad de tropezar dos y más veces en la misma piedra. Aunque los errores son una fuente de aprendizaje cuando hablamos de relaciones personales es de valorar no perder el tiempo y no hacérselo perder al otro. Por ello, cuanto más claro tengas qué quieres tú, más fácil te será moverte en una dirección u otra. ¿Cómo aprovechar de verdad una segunda oportunidad en una relación?

En primer lugar, sintiéndote afortunado por tener esa nueva opción ya que muchas veces, no existe oportunidad de mejora en la vida. Los capítulos se cierran y no hay marcha atrás. Por ello, cuando una persona te da una nueva oportunidad, sé agradecido. Intenta dar lo mejor de ti mismo para no defraudarle y a su vez, para no decepcionarte a ti mismo.

Hazte la siguiente pregunta: ¿Por qué es para ti importante esa segunda oportunidad? ¿Qué aporta a tu vida esta situación? Dependiendo de la respuesta que te des, podrás tener más claro si de verdad estás convencido de que quieres seguir con la historia o por el contrario, quieres romper.

Ten capacidad de autocrítica, para ello, analiza qué falló en la primera etapa de vuestra relación. De esta forma, te será más fácil no volver a cometer los mismos errores. En una segunda oportunidad conviene no tomar decisiones precipitadas bajo la euforia del momento. Por ejemplo, evita hablar de boda.

Aprende a relativizar la situación. Es mejor intentarlo y no quedarte con la duda de saber qué hubiese pasado. En caso de que la historia vuelva a salir mal, entonces, tendrás todo mucho más claro. Pero eso si, no des opción de otra nueva oportunidad.