Cómo ayudar a alguien en proceso de duelo
Cuando alguien pierde a un ser querido, inevitablemente entra en lo que se conoce como periodo de duelo, un mecanismo que utiliza nuestra mente para aceptar la pérdida y reubicarse en la vida sin esa persona. Este proceso pasa inevitablemente por varias fases y durante el mismo la persona que lo sufre necesitará nuestra ayuda y apoyo.

Para proporcionárselo, deberemos tener en cuenta qué palabras o conductas le resultarán efectivamente de ayuda y cuáles no.

Deberemos evitar siempre las frases hechas, del estilo de “no somos nadie”, “ha dejado de sufrir” o cualquier otra que nos venga a la mente. Si no sabemos qué decir, lo mejor es quedarnos callados y acompañarle con nuestra presencia, escuchando, sin necesidad de estar constantemente intentando mejorar su estado de ánimo. Debemos tener en cuenta que el duelo es un proceso por el que la otra persona tiene que pasar a su ritmo.

Debemos también dejarle hablar de la persona fallecida, o llorar si lo necesita. También permitirle que exprese sus sentimientos, como la sensación de pérdida, el dolor, etc. Esas expresiones le ayudarán a aliviar su dolor y a sentirse más aliviado. Es bueno, en esos momentos, compartir recuerdos comunes, si se tienen, fotografías, o anécdotas. Tampoco debemos sentirnos mal si nosotros también lloramos o mostramos pena por el sufrimiento de esa persona, ya que se sentirá más acompañada en su dolor, aunque sin llegar al extremo de que sea el otro quien nos tenga que consolar a nosotros.

Finalmente, deberemos estar pendientes del estado de ánimo de la persona, por si observamos signos de que puede estar cayendo en una depresión o de que se ha quedado en alguna fase del duelo, y no es capaz de superar la pérdida. En esos casos, la ayuda profesional y los grupos de apoyo pueden ayudarle a sentirse mejor y superarlo.