Cómo ayudar a quien no se deja ayudar
Existe una situación frecuente en la vida. Que una persona quiera echar una mano a otra que no está pasando por un buen momento y no se deje ayudar. En algunos casos, las personas que tienen problemas son las primeras que ignoran su situación e intentan taparla ante los demás. En otros casos, como en el de una adicción, solo se puede superar el problema en el momento en el que el afectado reconoce que tiene un conflicto que le afecta. ¿Cómo ayudar a quien no se deja ayudar?

Estar cerca

En ocasiones, se entiende por ayudar a alguien que no se deja ayudar, ser el salvador de esa persona. Y esto es literalmente imposible. Recuerda que a pesar de que esa persona no se deje ayudar tú le estás haciendo un bien con tu interés por ella, tu cariño y tu presencia. Estar cerca de alguien es un primer paso porque en el momento en que esa persona te pida ayuda tú vas a estar ahí para apoyarle.

Respeta el ritmo del otro

Conviene tener en cuenta que cada persona necesita su propio proceso, su ritmo y su tiempo para darse cuenta de algo que desde fuera puede resultar más fácil de ver. El entorno puede producir el efecto contrario al deseado a base de presionar a la persona con el mismo tema. En cambio, cuando tienes paciencia, estás dejando que la otra persona vaya elaborando sus vivencias y se dé cuenta de qué le pasa.

Cómo ayudar a quien no se deja ayudar

Consulta con un psicólogo

Cada caso es diferente, tiene unos matices concretos. Por esta razón, si existe una persona cerca de ti que no lo está pasando nada bien por tener una problemática difícil y no sabes cómo actuar, entonces, puedes consultar con un psicólogo para que te dé unas pautas de acción.