¿Cómo cambiar tus creencias?
¿Cómo cambiar tus creencias? Muchas personas se comportan como si las creencias fuesen una realidad estática que no puede modificarse con el paso de los años. Nada más lejos de la realidad, lo cierto es que tú eres el artífice del cambio de tu mapa mental. Las creencias no son verdaderas ni falsas, es decir, no tienen un valor absoluto. Simplemente, son limitantes o potenciadoras.

Te ayudan a vivir mejor, te dan más sensación de libertad, te permiten tener un buen nivel de bienestar, o también, pueden causar el efecto contrario. ¿Cómo puedes cambiar tus creencias? En primer lugar, aprendiendo a relativizar y observar que no todo es blanco o negro, es decir, que no existe un único modo de ver la realidad y de entender las cosas. De hecho, existen tantos puntos de vista como personas diferentes hay en el mundo. Por ello, también debes permitirte cambiar de opinión y poder aprender de otras personas. De aquellas que te hacen bien y que te producen admiración.

Por otra parte, conviene precisar que el ser humano también forma sus creencias a partir de la educación que ha recibido por parte de sus padres o en el colegio. Sin embargo, en la etapa adulta, desde el uso de la razón, el sujeto puede plantearse estas cuestiones de una forma más objetiva para tomarlas o no como propias.

Debes apostar por aquellas creencias que son potenciadotas. Mensajes positivos que te ayudan a vivir conectado contigo mismo. Por el contrario, intenta eliminar de tu mapa del mundo todo aquello que en realidad no te aporta nada bueno, como por ejemplo, la idea de creer que siempre tienes que hacer las cosas bien o que necesitas la aprobación de todo el mundo para poder ser feliz y tener una motivación en la rutina diaria. Existen creencias irracionales que debes desterrar de tu mente.