Cómo centrarse en lo positivo
Vivir pensando en qué pasará en el futuro o que es lo que está por venir hará que estés viviendo en un mundo de suposiciones y es posible que nunca sucedan tanto si es positivo como negativo lo que tienes en mente. Debes centrarte en el presente y buscar aquello que te haga sentir bienestar y tranquilidad mental y emocional. Y es que cada vez está más claro que las emociones positivas y una salud sana están cada vez más relacionadas.

Las emociones y el pensamiento influyen enormemente en el bienestar de las personas y en el estado anímico por este motivo resulta fundamental para estar bien centrarse en lo bueno y en lo positivo de la vida diaria para poder afrontar el futuro con mejores energías.

Concéntrate en tus pensamientos

Para poder encontrar tus pensamientos positivos deberás hacer un poco de trabajo mental. Los negativos salen solos y a ellos hay que eliminarlos y dar prioridad a los pensamientos que nos hagan sentir bien. Para encontrar los buenos pensamientos haz unas cuantas respiraciones profundas, lentas y atiende a tu respiración y a su ritmo.

Después cierra los ojos y concéntrate en tus pensamientos imaginándolos volando por el aire como hojas de otoño que son arrastradas por el viento.

Adiós a los pensamientos negativos

Si algún pensamiento negativo persiste en quedarse en tu mente o hay preocupaciones que no paran de molestar tu tranquilidad interior inhala el aire con los ojos cerrados e imagina que el aire es un manto que envuelve a tus pensamientos negativos y a tus preocupaciones.

Al exhalar el aire sopla y saca de ti esos malos pensamientos y haz este ejericico siempre que te haga falta para sacar fuera de ti esos pensamientos que te incomodan.

Cómo centrarse en lo positivo

Cambia los negativos por pensamientos positivos

Cuando ya estén fuera de ti los pensamientos negativos imagina que los llevas a una fuente que tiene el poder de mojarlos y convertirlos en pensamientos positivos cargados de buena energía.

Si existe en tu mente algún pensamiento negativo demasiado fuerte imagina que tu pensamiento es una caja con tapa, sólo tendrás que cerrar esa caja y abrirla más tarde únicamente cuando estés preparado / a para pensar en ello. Así podrás analizar ese pensamiento cuando te sientas más calmado.

Lo que realmente importa para todo ser humano es tener el hábito de pensar en positivo y buscar buenos resultados en malas situaciones.