Cómo conectar pasado, presente y futuro
Pasado, presente y futuro muestran distintos apartados de la línea de la vida. Lo ideal es que encontremos una coherencia en todos los planos porque todos nos definen en esencia a nosotros mismos. El pasado remite a nuestras raíces, el presente muestra la presencia del yo en el tiempo actual mientras que el futuro es ese espacio temporal en el que las raíces del pasado pueden dar frutos fuertes. ¿Cómo conectar, pasado, presente y futuro?

Tú sigues siendo el mismo

En realidad, más allá del paso del tiempo, tú sigues siendo el mismo, es decir, aunque has evolucionado como persona la realidad es que una parte de ti sigue invariable desde el nacimiento: la identidad. Esta identidad es la que propicia que puedas tener una buena relación contigo mismo ya que te conoces desde hace tanto tiempo que el vínculo crece siempre.

Acepta tu pasado

Solo puedes posicionarte bien en tu presente y tener expectativas realistas de futuro cuando te posicionas de forma correcta respecto del ayer. Es decir, cuando aceptas tu historia tal y como es. No es bueno vivir en el pasado pero tampoco es recomendable ignorarlo. Por ello, habla con naturalidad de otras etapas, comparte anécdotas con tus amigos, rememora en las conversaciones instantes que no quieres olvidar nunca.

Cómo conectar pasado, presente y futuro

Céntrate en el presente

El tiempo más importante es el ahora porque es en este instante donde de verdad tienes muchas posibilidades de desplegar tus alas para volar con libertad. Nadie puede cambiar ningún aspecto de su pasado porque ese tiempo ya no existe como tal más allá de la mente. Existe una forma de conectar pasado, presente y futuro: dar gracias a la vida por todo lo que te ha ofrecido, por todo lo que tienes ahora y también, por todo lo que está por llegar.