Cómo conseguir tus metas
A veces, por mucho que nos empeñamos en lograr un objetivo, no lo conseguimos. Nos esforzamos y nos esforzamos, sin obtener ningún resultado que nos haga sentir que nos acercamos a lograrlo, con lo cual acabamos sintiéndonos frustrados y abandonando dicho objetivo.

A veces esto ocurre porque el objetivo que nos habíamos marcado estaba fuera de nuestras posibilidades, pero normalmente se debe a que no sabemos cómo planificar la consecución de nuestras metas. Aquí tienes algunos consejos para lograrlo:

– Saber qué quieres: Si no sabemos realmente qué queremos, será imposible conseguirlo. Debes saber qué quieres y formularlo de la forma más concreta posible, detallando todo lo que quieres conseguir con esa meta y el tiempo en las que las quieres conseguir.

No es lo mismo decir “quiero adelgazar”, que “quiero perder diez kilos en los próximos cinco meses”. Ponerse un plazo es importante para no demorar el logro de la misma.

– Analiza dónde te encuentras con respecto a tu meta: Para llegar a algún lado es básico saber de dónde partimos. Es necesario ser lo más objetivo y sincero con uno mismo posible en este punto y saber valorar los recursos con los que contamos.

– Qué debes hacer para lograrlo: Una vez que sabes dónde estás y a dónde quieres ir, hay que ver cómo llegar. Debes ser realista cuando lo traces para que puedas llevarlo a cabo con relativa facilidad, pero sin que se dilate demasiado en el tiempo. En el caso del peso, no es realista decir que quieres perder dos kilos por semana, pero sí perder medio kilo a la semana.

– Establece metas volantes: Divide tu gran meta en logros más pequeños de forma que, cuando alcances cada uno, celébralo y felicítate.