Cómo convencer a alguien de que vaya al psicólogo
Cuando vemos que nuestra pareja, un familiar o un amigo está pasando por una situación que le supera, o comienza a dar signos de sufrir un trastorno que, si no se trata a tiempo pueden empeorar en gran medida, o le notamos sumido en un estado depresivo del que no puede salir por sí mismo, le aconsejamos que busque ayude psicológica para superarlo. Unas veces aceptará esta ayuda sin problema, pero en otras ocasiones, las más, negará la existencia de la dolencia o el trastorno y se negará a ir al psicólogo, porque ello les llevará a tener que aceptar la existencia de un problema del que niegan su existencia una y otra vez. ¿Qué podemos hacer en este caso para convencerles?

En primer lugar trataremos de hacerle ver el daño que se están haciendo a sí mismo o a los demás. Cuando son conscientes del sufrimiento que su comportamiento provoca en los demás, aceptan ir al psicólogo para no dañar más a su pareja o a su familia.

Explicarle un caso propio o de algún conocido que ha acudido al psicólogo por razones similares, hablarle del proceso y de su mejoría.

Esto servirá para que el otro no se sienta un bicho raro por tener que acudir a la consulta y ayuda a desmitificar la experiencia de acudir a un psicólogo.

En cualquier caso, no debemos insistir y presionar continuamente, porque sucederá entonces que la personas se cerrará en banda y se negará a acudir a un profesional incluso cuando él mismo sienta la necesidad de ello. Tampoco deberemos nunca llevarle engañado, ya que la participación en una terapia exige un compromiso por parte del paciente para que ésta sea efectiva, y el engaño hace que este compromiso no exista.