Cómo cortar las cadenas del pensamiento negativo
El pensamiento negativo se puede volver un círculo vicioso que te atrapa y te envuelve como si fueras su prisionero. Para liberarte, tienes que cortar esas molestas cadenas del miedo que te atrapan. ¿Cómo lograrlo?

Escribe pensamiento alternativos

Cuando hay un pensamiento que bloquea tu mente con insistencia, de una forma racional, haz el ejercicio consciente de buscar otras alternativas y otras opciones a esa idea fija que hay en tu mente. Déjate llevar por la creatividad a la hora de pensar en otras opciones, no se trata de creerlas firmemente sino de tomar conciencia de que esa idea que das por cierta puede ser solo una suposición entre tantas otras. Este ejercicio te servirá para aprender a relativizar.

Evita ver la televisión

En un día de negatividad, evita perder tu tiempo viendo la televisión porque favorece la pasividad y en medio de dicha pasividad damos vueltas y vueltas a la cabeza hasta el punto de obsesionarnos con algo que no es tan importante. Las cosas no se solucionan por pensar más en ellas. Cuando haya algo que te angustie, oblígate a ti mismo a salir de casa. Te ayudará a distraerte.

Cómo cortar las cadenas del pensamiento negativo

Haz actividades que requieran concentración

¿Qué afición te hace disfrutar hasta el punto de que te olvidas de todas tus preocupaciones en medio de ese deleite? Entonces, potencia esa fuente de bienestar en tu vida cuando estás en un momento de negatividad. En un momento de negatividad, puede que te sea difícil estar cien por cien concentrado en algo, sin embargo, sí que pondrás algo de atención y éste es un buen remedio para minimizar la preocupación.

Descubre el pensamiento limitante

Es importante que descubras qué pensamiento limitante te dices a ti mismo de una forma regular y frecuente ya que esa idea fija es la que está limitando tu vida. Escribe en un folio esa frase para tomar más conciencia de ella y desterrarla de tu mente de una forma consciente.