Cómo cuidar de las personas que quieres
A tu alrededor existen personas que te necesitan, personas para las que eres importante de verdad y gente para la que eres una suma en su vida. Aprender a cuidar de las personas es un acto de inteligencia emocinal importante para vivir mejor. Con frecuencia, los seres humanos pueden arrepentirse de haber descuidado una relación afectiva. Pero también conviene partir de la premisa de que cualquier vínculo es un trabajo de dos. De nada sirve que uno insista si el otro no quiere mantener un contacto fluido. ¿Cómo cuidar de las personas que quieres?

Establecer un orden de prioridades

En el mundo existen tantas personas que conviene establecer un orden de prioridades realista para poder dedicar más tiempo a las personas que de verdad son un eje fundamental en tu vida. Existen distintos tipos de relaciones, marcadas por distinto grado de intimidad. A mayor compromiso, mayor nivel de dedicación.

Amar sin depender

Se insiste mucho en que la dependencia en el terreno de la pareja es un riesgo, sin embargo, la dependencia no es sana en ningún vínculo afectivo. Ni en las relaciones familiares, ni en la amistad. Dedicar tiempo a otra persona no es sinónimo de fusionarte con ella hasta el punto de renunciar a tus sueños.

Cómo cuidar de las personas que quieres

Cuida los detalles

Recuerda las fechas de cumpleaños de tus amigos. Celebra con ellos sus motivos de alegría porque aunque es importante estar al lado de alguien en sus momentos de dolor, la vida también se celebra en su felicidad. El trabajo es importante pero se convierte en un problema cuando por estar ocupado dices no de forma constante a los planes con amigos.