¿Cómo dar más calidad al amor?
Muchas veces, utilizamos las palabras fuera de contexto y ponemos el nombre de amor a cosas que en realidad no lo son. Así sucede por ejemplo, cuando se confunde el amor con el enamoramiento, la atracción física, el gustar o la ilusión inicial. Además, el amor tampoco se reduce a un solo ámbito en tanto que hay más tipos de sentimientos que los que unen a una pareja. ¿Cómo dar más calidad al amor?

En primer lugar, aparcando en muchos momentos el egoísmo para pensar en las necesidades ajenas. Más que esperar a recibir, merece la pena aprender a dar. Los expertos aconsejan incluso participar en actividades de voluntariado porque reportan un sentido nuevo en la vida del voluntario.

Para dar más calidad al amor también es indispensable evitar cualquier dependencia emocional. Si siempre quedas a la espera de la opinión ajena, o de poder hacer algo con otra persona, entonces, vas a perder muchas oportunidades importantes. Piensa por ti mismo y anímate a hacer planes también en soledad. Esos planes te dan fuerza y autoestima porque te das cuenta de todo el potencial que hay dentro de ti y de tu autonomía.

El amor de calidad también es aquel que está lleno de acciones importantes y no tanto de palabras. Cuando tienes la frustración de que alguien siempre te promete cosas que luego no cumple, entonces, toma conciencia de que te encuentras frente a alguien que no te valora como debe. Y la base de un cariño real es que dos personas sean conscientes del valor que tienen ambas por ello, el respeto es fundamental.

El amor de calidad está marcado por la generosidad y el desinterés. Existen relaciones que tienen un carácter meramente instrumental y que están basadas en la utilidad. En cambio, hay personas que con su presencia te muestran su afecto incondicional.