Cómo dar por cerrado un capítulo de tu vida
A nivel metáforico la vida es ese libro en el que tú eres el protagonista. Todo libro se compone de capítulos. La vida no es literatura en estado puro, por ello, cerrar algunos capítulos vitales es muy difícil para quien se niega a despedirse de un hecho o de una persona determinada. Pero cerrar los capítulos de la vida a tiempo, es la única forma de seguir viviendo y que ese libro avance. ¿Cómo dar por cerrado un capítulo de tu vida?

Pratica la ley del desapego

A veces, medimos nuestro valor en relación con ciertos hechos o ciertas personas. Practica la ley del desapego para liberarte de una carga innecesaria en tu vida. Alguien que quiere dar por cerrado un capítulo de su vida es porque ya no le corresponde estar en ese lugar, ya no quiere seguir estancado y pegado a algo que no le hace feliz. En definitiva, quiere evolucionar.

Ten las cosas claras a nivel mental

Cuando a nivel mental tienes muy claro qué quieres y qué no estás dispuesto a tolerar, entonces, te llenas de fortaleza para cerrar una puerta incluso, aunque haya algún tipo de sentimiento de por medio. El conocimiento te da razones, actúa como una luz y te guía de forma positiva en situaciones tan humanas como romper una relación de pareja, tomar conciencia de que alguien está jugando contigo o te está haciendo perder el tiempo…

Cómo dar por cerrado un capítulo de tu vida

No des más vueltas a la situación

La realidad es tal y como es por mucho que a nivel mental nos empeñemos en dar mil vueltas alrededor de un mismo asunto. Las cosas no siempre son como a nosotros nos gustaría que fueran y es mejor no disfrazar la realidad con supuestos para cultivar la serenidad de la aceptación que es la que te permite avanzar.

A modo de anclaje emocional puedes decirte frases positivas para llenarte de fortaleza a la hora de cerrar un capítulo de tu vida: “Lo mejor está por venir” y “merezco ser feliz”. Siempre que se cierra una puerta hay algo que queda atrás, sin embargo, ten por seguro que estás abriendo la puerta a tu verdadera felicidad siempre que dejas ya atrás algo que no te hace bien a ti.