Cómo dejar de compararte con los demás
La comparación con los demás puede nacer en el contexto familiar, en el plano profesional y también puede darse entre dos amigos. La tendencia a la comparación deriva en sentimientos poco agradables como la envidia, la rivalidad o la insatisfacción crónica. ¿Cómo dejar de compararte con los demás?

No puedes opinar desde el desconocimiento

Comparar a dos personas no es lo mismo que establecer paralelismos entre dos objetos que se rigen por su utilidad. Cualquier comparación a nivel humano resulta injusta porque se establece desde el desconocimiento de toda la realidad. Tú no puedes acceder a la voluntad ajena, ni al interior de su corazón. Tú no sabes qué camino ha recorrido otra persona para llegar hasta dónde está. No caigas en juicios de valor que no tienen un fundamento real.

Valora tu evolución personal

No te compares con los demás sino contigo mismo para poder establecer tu evolución interna y comprobar tu aprendizaje. El mes de septiembre es una buena fecha para marcar cada año el inicio de una nueva etapa. En ese caso, aprovecha cada verano para marcarte nuevos objetivos que quieres cumplir a tu vuelta a la oficina.

Escribir en un diario es un hábito que fomenta la introspección y la escritura es un hábito que sirve para hacer balance. Es como tener un libro de tu vida contado por ti mismo. A través de las páginas, puedes observar tu avance y tu crecimiento personal.

Cómo dejar de compararte con los demás

La vida no es una carrera

La vida no es una carrera de obstáculos en donde tienes que luchar con el otro para brillar tú. Por suerte, que una persona tenga éxito no es un impedimento para que tú también lo tengas. Por tanto, sigue tu camino, avanza a tu ritmo, aprende de los demás, comparte el saber y disfruta de tu experiencia.