Cómo dejar de repetir los mismos errores
¿Cuántas veces nos hemos prometido a nosotros mismos que no volveríamos a decir o hacer algo y un tiempo después nos encontramos prácticamente en la misma situación negativa? No importa cuántas veces nos prometiéramos a nosotros mismos o a los demás que aquello no volvería a ocurrir, volvemos a caer en él una y otra vez, por muy avisados que estemos y, a menudo, por mucho que intentemos evitarlo. ¿Estamos, entonces, condenados a repetirlos?

La respuesta a la pregunta anterior es sí y no. Sí, si no hacemos nada para evitarlo y no, no si realmente estamos dispuestos a aprender de ellos.

Lo primero que tenemos que tener en cuenta es que cometer y repetir errores no depende del nivel de inteligencia de la persona, ya que este patrón de repetición se da en cualquier nivel de coeficiente intelectual.

A continuación, en un papel, escribe cuál es el error que sueles repetir. Descríbelo con todos los detalles posibles. . Quizá compres gastes más de lo debido con la tarjeta de crédito, o arruines la dieta el fin de semana o salgas con la persona menos idónea para ti.

El siguiente paso es describir cuáles son las conductas que te llevan cometerlo. Seguramente, aunque no hayamos querido reconocerlo, las sabemos ya. Ponerlas sobre el papel te ayudará a afrontarlas. Puede que no sepas decir que no, que no sepas dominar la ansiedad o que tengas miedo de estar solo. Son estas las conductas que debemos cambiar, ya que si nos fiamos sólo en el resultado (el error) no podremos solucionarlo. Finalmente, escribe qué medidas debes tomar para solventar dichas conductas, y realiza un plan para lograrlo. Si no puedes hacerlo por ti mismo, no dudes en pedir ayuda, ya sea a un amigo o a un profesional.

No olvides que las equivocaciones son siempre una oportunidad de mejorar.