Cómo descubrir y potenciar tus fortalezas personales
Todo ser humano tiene fortalezas personales por lo que el primer paso para descubrirlas es no centrar la atención únicamente en las debilidades. Para descubrir cuáles son tus fortalezas personales, dedica un tiempo a analizar en qué áreas has destacado. Por ejemplo, puedes poner la atención en aquellas asignaturas del colegio que se te daban especialmente bien. Cualquier persona se conoce mejor a sí misma desde el punto de vista del talento gracias a profesores que actúan como mentores.

El mentoring

Profesores que se convierten en maestros de vida en el más amplio sentido de la expresión. Son personas que tienen un don especial para transmitir autoestima y valor personal a sus alumnos. Para descubrir tus fortalezas personales, también puedes pedir a cinco personas que te conocen bien que te digan qué cinco cualidades admiran en ti.

Es sorprendente cómo el modo en el que una persona se ve a sí misma no siempre encaja en la forma en la que le ven los demás. Esta es una de las razones por las que es positivo ser generoso en elogiar las virtudes de los otros, porque con este gesto de cariño, refuerzas la autoestima de esa persona.

Cómo descubrir y potenciar tus fortalezas personales

Como potenciar tu fortalezas personales

Incluso el talento más innato carece de valor si no se entrena. Por tanto, el entrenamiento práctico muestra la constancia propia de aquel que quiere superarse a sí mismo. Por ejemplo, si una persona tiene un don especial para la escritura, podría participar en talleres de escritura con el objetivo de formarse y poder aprender también de otros alumnos.

En la medida de lo posible, busca espacios en los que te sientas cómodo al poder hacer actividades que te gustan porque te permiten practicar tus fortalezas. Por ejemplo, es un gesto de felicidad poder trabajar en un área que conecta con tu vocación personal.