Cómo disfrutar más haciendo tu trabajo
La falta de motivación profesional puede proceder de causas muy distintas. Por ejemplo, una persona puede sentirse poco motivada a nivel profesional porque aunque sea un trabajo vocacional, puede que el entorno profesional esté contaminado. En otros casos, una persona puede sentirse estancada en su puesto y sin posibilidades de evolucionar. Existen distintas razones por las que las personas sufren ante la falta de motivación a nivel profesional. Sin embargo, cambiar el chip y recuperar la conexión con el presente es la mejor opción para tener una mejor calidad de vida en la oficina. ¿Cómo puedes disfrutar más del trabajo que haces?

Compensa tu balanza emocional

Si tu trabajo no te gusta, es muy importante que busques la forma de compensar ese malestar interior con tiempo de ocio de calidad en el que puedas realizar tus aficiones, potenciar tus inquietudes y aprender cosas nuevas. Cuando tu tiempo de ocio mejora, entonces, al sentirte mejor contigo mismo, tu actitud en el trabajo también es más positiva. Además, de esta forma se compensa la balanza emocional.

Cómo disfrutar más haciendo tu trabajo

Consecución de objetivos

Es importante combinar la consecución de objetivos a largo plazo con metas más a corto plazo que producen un estímulo añadido puesto que tener la mente ocupada en un fin inmediato reduce los niveles de estrés.

La técnica del premio

Puedes utilizar la técnica de premiarte a ti mismo de una forma especial, por ejemplo, con un plan que te encante cuando tengas un día muy duro en la oficina. El premio actúa como estímulo de motivación que permite mejorar la concentración en la oficina.

Si tu trabajo te lo permite, altera el orden en el que realizas las actividades de la jornada con el objetivo de romper la rutina. Un proceso de coaching es muy eficaz para recuperar la motivación profesional que sigue viva aunque parezca dormida.