Cómo elaborar un plan de coaching para ser feliz
La felicidad es el principal objetivo del corazón. Sin embargo, la felicidad como meta universal debe de concretarse en pequeños propósitos reales, concretos y medibles. Un plan de coaching es una herramienta efectiva para definir mejor el plan de acción trazado para ser feliz. ¿Qué pasos puedes seguir para elaborar un plan de coaching?

Define tu objetivo en positivo

El modo en el que planteas un objetivo te motiva o te desmotiva de entrada porque a través del lenguaje también determinas tu realidad. Por esta razón es muy importante que te hables a ti mismo de una forma optimista. Por ejemplo, en lugar de marcarte como objetivo “quiero dejar de fumar”, busca un objetivo alternativo que te conecte con aquello que sí deseas traer a tu vida: “quiero mejorar mi salud”.

Deja de lado las excusas

En todo plan de coaching, surgen momentos en los que la persona puede caer en la trampa de ceder ante ideas irracionales que se convierten en un autoboicot. En ese caso, es importante que identifiques muy bien tus miedos y las excusas que te has dado hasta ahora para no caer en su trampa. Cuando a tu mente venga una excusa, busca después su solución correspondiente.

Cómo elaborar un plan de coaching para ser feliz

Una fecha de inicio

Es muy importante que te marques una fecha de inicio de tu plan de acción, de lo contrario, el ser humano puede caer en la postergación como una forma de huir de las propias responsabilidades. Define muy bien a partir de qué momento vas a iniciar tu plan de acción. Analiza qué recursos tienes actualmente para afrontar tu plan de acción de forma efectiva y qué podrías hacer para obtener nuevas herramientas.

Para finalizar, también es recomendable que marques una fecha en la que te gustaría tener tu objetivo cumplido. Busca alternativas a tu plan de acción siempre que consideres oportuno.