Cómo encontrar consuelo en el dolor
Uno de los remedios más terapéuticos en un momento de sufrimiento y de dolor es el consuelo, es decir, contar con el apoyo de una persona cercana. El consuelo puede surgir por iniciativa propia de modo externo, sin embargo, también puede darse el caso de que uno mismo tenga que buscar ese refugio emocional. ¿Cómo encontrar consuelo en un momento de dolor?

Busca una persona de confianza

El consuelo solo es realmente efectivo cuando compartes tu dolor con una persona que es de tu confianza. De lo contrario, existen personas que se arrepienten por haber contado una información íntima a una persona con la que no tienen un vínculo estrecho. Piensa en alguien que sea para ti un ejemplo de respeto en el tratamiento de los asuntos ajenos.

Cómo encontrar consuelo en el dolor

Cuéntale tu historia

Puedes quedar con esa persona para charlar. En ese caso, es recomendable elegir una cafetería que sea tranquila para hablar con calma. También podéis charlar mientras dais un paseo. Cuenta tu historia (en la forma en la que te sientas cómodo) y explica también cómo te sientes.

Existen muchas formas de contar una información. Es decir, tú decides hasta dónde quieres hablar de ti mismo, en qué partes de la historia quieres centrarte más y en cuáles prefieres pasar por alto.

¿Qué te alivia a ti?

¿Qué es lo que te anima cuando tienes un mal día? Cada persona es única e irrepetible, por tanto, el autoconocimiento también te ayuda a tratarte como tu mejor amigo en un momento de dolor y así hacer lo que más te conviene para buscar consuelo y apoyo.

Para encontrar consuelo en el dolor puedes buscar la calma del silencio mientras disfrutas de un paseo, escribir en un diario tus sentimientos, realizar un ejercicio de relajación, descansar y dar un abrazo a un ser querido.