Cómo encontrar momentos de alegría en la rutina
La alegría es uno de los sentimientos más bonitos de experimentar. Existen muchas formas de alegría. En la mayoría de las ocasiones, este sentimiento está asociado con la calma, la sencillez, la tranquilidad interior y la paz. Así es como vivimos la alegría en la rutina cotidiana puesto que los momentos de euforia son puntuales cuando surge algo menos habitual. ¿Cómo buscar más momentos de alegría en la rutina? ¿Cómo recrearte en esos espacios de paz tan necesarios para vivir mejor?

Momentos sencillos de alegría

Disfruta de la calma al llegar a casa después de un día duro de trabajo haciendo algo que sea un premio para ti: ¿Qué es lo que te apetece hacer en ese momento? Las nuevas tecnologías nos permiten interactuar con los demás incluso en la distancia. Por eso, aprovecha las tecnologías para tener un feedback gratificante con esas personas con las que conectas a nivel emocional.

Escucha más música, pasa menos tiempo frente al televisor. Cultiva una afición que te gusta y busca hueco en tu agenda para invertir más espacio en ella.

Realiza ejercicios de relajación basados en la visualización positiva e imagina momentos de máxima felicidad en tu vida. Esta técnica es una excelente fuente de motivación en la rutina cotidiana.

Disfruta de largos paseos, tanto en compañía como en solitario. Anímate a ser un turista en tu ciudad habitual para descubrir nuevos rincones.

Cómo encontrar momentos de alegría en la rutina

Otras dosis de felicidad

Anímate a decir más cosas bonitas a los demás pero también a ti mismo. Sonríe cuando te mires al espejo. Utiliza ropa que unifique estética y confort a partes iguales. Lucha por tus objetivos y no te des por vencido ante el primer obstáculo. Celebra tus metas con la misma ilusión que tu cumpleaños. Busca cualquier excusa para celebrar algo bonito con tus amigos y seres queridos.