Cómo encontrar nuestra auténtica pasión
Todos tenemos algo que nos apasiona, que nos hace vibrar y sentir vivos. Algunos lo saben desde niños, y transforman esa pasión en el eje de su vida. Otros, por el contrario, pasan años y años sin descubrirlo, sintiendo una insatisfacción que no saben muy bien cómo explicar o intentando buscar un sentido a la vida que llevan.

Encontrar aquello que realmente amamos hacer supone un gran cambio en nuestra vida. A veces cometemos el error de pensar que debe ser algo muy importante, o que nos haga admirables ante los demás, pero no es así. Lo importante es que a te apasione a ti.

Para encontrarlo, lo primero que debemos hacer es una lista en la que recojamos qué cosas realmente disfrutamos haciendo. Pueden ser cosas en las que seamos realmente buenos u otras en las que no nos parezca que lo somos tanto, pero que nos gusten. Muchas veces, la simple creencia en que no somos buenos en algo nos puede llevar a darlo de lado, y ello nos hace perder oportunidades de encontrar aquello que realmente amamos hacer.

Si no tienes muy claro qué te gusta y qué no, o te parece que nada de lo que haces te gusta, intenta hacer cosas nuevas, que siempre te hubiera gustado hacer pero que nunca has probado. Intenta hacer algunas cosas nuevas. Recordar lo que nos gustaba hacer cuando éramos niños también nos puede dar una pista. Piensa también qué es aquello que te apasiona, que disfrutas haciendo hasta el punto de que el mundo se difumina a tu alrededor y no te importa el tiempo y el esfuerzo que inviertes en ello.

Una vez lo encuentres, hazle un sitio en tu vida. Puede que puedas dedicarte a ello profesionalmente o puede que no, pero nada te impedirá disfrutar de ello.