Cómo enfrentarse a los cambios
Casi siempre los cambios crean confusión o rechazo, eso sucede por una defensa psíquica inconsciente que se suele poner en práctica en los procesos de transformación. Algunas personas sufren parálisis o sienten miedo al fracaso por realizar cambios que supongan consecuencias inmediatas en sus comportamientos. Aprende a sincerarte contigo mismo para enfrentar los cambios de una forma optimista.

Algunas situaciones pueden crear negación como primera respuesta, eso puede pasar cuando nos dan una noticia mala como que padecemos alguna enfermedad grave, a una incapacidad, a la pérdida de un ser querido, cuando la situación no puede afrontarse en su totalidad y su resolución se dará cuando pase un cierto tiempo.

Por otro lado, la negación te llevará a evitar las cosas que no te gustan. Sin embargo, el problema seguirá estando allí sin resolver. Por lo tanto, conviene de desde un principio tomar valor a la vida y afrontar los nuevos retos con energía. Recuerda que negar no es sólo decir que no. Puedes negar la realidad o los cambios, olvidar hechos o cuestiones importantes, incluso mentir acerca de lo que sientes o piensas.

Recuerda que no hacer nada es lo peor. Habitualmente las personas ante la incertidumbre prefieren no actuar y eso les lleva a cometer un grave error que empeora todavía más las cosas. Es recomendable enfrentarse a los problemas, pues a pesar de que sean duros, seguro que experimentas un gran alivio emocional. Mostar siempre una actitud negadora supone encontrase mal, demostrar una vulnerabilidad constante, sensación de imposibilidad, inhibiciones y culpa.

No te paralices al enfrentarte a un conflicto. Seguro que encuentras la forma de solucionar las cosas, todo tiene una solución, siempre hay salid. Piensa que si no pones más obstáculos en el camino, te encontrarás con mayores posibilidades de tener una visión panorámica del problema y así elaborar diferentes soluciones.

En definitiva, piensa que todo cambio supone una nueva oportunidad: renueva tu esperanza de que una vida más placentera es posible. Lucha para conseguir tu sueño, el cambio forma parte del camino.