Cómo evitar que los problemas de pareja terminen en ruptura
¿Cómo evitar que los problemas de pareja, terminen en ruptura? En muchas ocasiones, las parejas rompen sin darse cuenta de que tal vez, al adoptar otra actitud ante los conflictos hubiesen podido salvar la relación de una forma proactiva, tomando la iniciativa en la resolución de los problemas. Por ello, uno de los mayores errores es hacer como si no pasara nada, porque ese modo de actuar, se transforma en indiferencia. En realidad, la resolución de conflictos requiere del interés de ambos. Pero en ocasiones, tiene que ser una persona la que dé el paso a la hora de poner las cartas sobre la mesa para que el otro también sea consciente de que algo no va bien.

Por otro lado, los problemas de pareja también se pueden agravar al adoptar la comunicación inadecuada a la hora de solucionarlos. Así sucede, por ejemplo, cuando dos personas caen en la comunicación agresiva, en los reproches y en las quejas constantes. En general, una relación de pareja implica que cada uno también se centre en sus propias carencias para poder solucionarlas a tiempo.

En ocasiones, también es adecuado dar tiempo al tiempo y no tirar la toalla ante el primer obstáculo porque todas las parejas superan crisis y momentos de distanciamiento. Pero esos momentos también pueden fortalecer la relación mucho más. Lo que nunca se debe hacer es permitir que los familiares y amigos del entorno se entrometan en problemas de pareja cuya resolución depende de dos personas y no de todo un grupo. En caso de caer en ese error, sería como mostrar al mundo que una persona es incompetente a la hora de solucionar sus propios conflictos.

Afrontar a tiempo los problemas de pareja y no posponer decisiones importantes es fundamental para cuidar una historia y evitar que derive en una inevitable ruptura.