Cómo exprimir la vida al máximo
Sólo se vive una vez pero más allá de que la vida sea tiempo, la realidad es que dentro de ese tiempo sólo hay un momento que te pertenece: el ahora, este instante que se escapa como el aire que roza tus mejillas cada mañana. Exprimir la vida al máximo no significa, ni mucho menos, vivir haciendo el loco, todo lo contrario. Detrás de ese mensaje de filosofía positiva existe una motivación profunda de convertir tus deseos en realidad, de escuchar la voz de tu corazón y no resignarte más allá de que algo en apariencia parezca difícil de alcanzar.

Será más difícil de alcanzar todavía si no lo intentas, si no haces nada por dar el paso aunque luego puede que te caigas y la herida te duela. Al menos, tendrás la satisfacción de saber que fuiste muy valiente para arriesgar y para soñar con lo imposible. Además… ¿Qué es lo imposible? La realidad es que la historia está llena de amores que en apariencia parecían imposibles. Películas de ficción y también, retratos de realidad que son los que de verdad merecen la pena.

Si quieres apostar por un deseo entonces debes olvidarte y dejar de lado todo aquello que está en contra para centrarte, sencillamente, en aquello que esté de tu lado. ¿Por qué? Simplemente, porque si te centras en lo que está en contra te vendrás abajo y no harás nada por intentarlo. En cambio, si te atreves a dejarte llevar por tu intuición interior, quién sabe qué puede pasar.

Para exprimir al máximo la vida, lucha por trabajar en tu área profesional ya que estar en contacto con tu vocación es positivo. Además, mantén el contacto con tus amigos de siempre pero no pierdas la ocasión de conocer gente nueva. En el amor deja que la vida te sorprenda, deja que el destino ponga en tu camino a una persona que pueda transformar tu mundo y te haga empezar de nuevo.