Cómo gustarte más al mirarte al espejo
La presión psicológica que ejerce el canon de belleza actual hace mucho daño a tantas personas que se equivocan al pensar que existe un único modelo de belleza. El concepto de belleza es totalmente subjetivo: lo importante es que tú te gustes a ti mismo. ¿Cómo sentirte mejor ante el espejo?

Contempla la maravilla del ser

Deja de fijarte tanto en esos pequeños defectos que son tan humanos y da un paso más allá para sentir en primera persona ese gran misterio de la existencia. La perfección que el cuerpo humano refleja no tiene límite y es causa de admiración. En esta perfección reside la verdadera belleza.

La belleza de los ojos no reside tanto en su color sino en que a través de ellos puedes visualizar el mundo que te rodea.

Mantén la mirada

Algunas personas se gustan poco cuando se miran al espejo y evitan la mirada. A partir de ahora, intenta mantener la mirada y sonríe. Eres tu mejor amigo, al otro lado del espejo ves el reflejo de una persona que te quiere: tú mismo. Por tanto, haz las paces contigo mismo.

Cómo gustarte más al mirarte al espejo

Cuida tu aspecto físico

Cuida tu aspecto físico. Anímate a jugar con la moda para adaptar las prendas a tu personalidad. Puedes seguir los consejos de un personal shopper para sacarte más partido a nivel físico.

Deja de compararte con otras personas cuando en ti existe tanta belleza no sólo interior sino también, exterior. Tampoco te compares con modelos o actores de cine que en muchos casos, ofrecen un concepto de belleza tan artificial.

Cuanto mejor te sientes por dentro, mejor te sientes por fuera. Por tanto, cultiva tu mundo interior para comprobar que tienes mucho que ofrecer a los demás y que nadie puede reducirse a su apariencia física.