Cómo hacer balance de la relación de pareja
En la recta final de año es un buen momento para hacer balance del nivel de satisfacción profesional y también, del nivel de valoración del plano personal. Una relación de pareja atraviesa ciclos distintos a lo largo del año. De vez en cuando, es positivo hacer balance para saber cuál es la situación actual de la relación. Este balance es necesario tanto cuando dos personas se encuentran en un mal momento como cuando son felices.

Intenta ser objetivo

El paso más importante al hacer balance de tu nivel de satisfacción en tu relación de pareja es la objetividad. Puedes realizar el ejercicio de enumerar una lista de fortalezas y debilidades para tener una perspectiva más nítida del contexto.

Puedes hacerte la siguiente pregunta: ¿Qué pesa más, no sobre el papel sino en tu interior? ¿Sientes que el lado positivo de la relación es más fuerte que las insatisfacciones o por el contrario, crees que son necesarios algunos cambios para avanzar?

Cómo hacer balance de la relación de pareja
Una relación está formada por dos personas, por esta razón, la comunicación también es muy necesaria para poner en común perspectivas individuales. Cada persona puede tener su propia valoración de la relación, pudiendo o no coincidir en las impresiones.

Qué ha ocurrido para que la relación cambie

Si por alguna razón sientes que no estás atravesando un buen momento en tu relación de pareja, analiza a partir de qué momento ha habido un punto de inflexión: ¿Qué ocurrió y por qué os habéis distanciado? Generalmente, los cambios no son repentinos sino que se produce un deterioro gradual a partir de una suma de momentos.

Pero revisar estos momentos es útil para intentar corregir posibles errores comunes (cada uno debe hacerse responsable de sus actos). Si tu balance de la relación de pareja es feliz, analiza qué detalles hacen que el amor fluya en positivo.