Cómo hacer nuevos amigos en la empresa
La amistad ayuda de una forma directa a trabajar con más ilusión y motivación en el trabajo. Por ello, conviene poner iniciativa en las relaciones sociales para transformar el compañerismo en una relación de amistad más profunda. A través de la amistad, se producen emociones que son más que necesarias en el plano laboral: compañía, apoyo, motivación, alegría, ilusión, sentimiento de equipo… Sin duda, es más fácil pedir un favor a un compañero de trabajo que además, es amigo.

Pero además, detrás de las ganas de hacer amistades en el ámbito laboral, se refleja el espíritu positivo de aquel que sabe que compartir es la clave del éxito no sólo en el terreno personal sino también, en el ámbito profesional. Pero además, también se muestra la sabiduría de quien enriquece su ámbito de intimidad a través del trabajo. ¿Cómo hacer nuevos amigos en el ámbito del trabajo?

En primer lugar, creyendo que es posible lograr este objetivo. Es decir, creyendo en la amistad más allá de la rivalidad. De lo contrario, es imposible ir un paso más allá. Por otra parte, merece la pena tomar la iniciativa en los planes. Y además, también conviene ser selectivo. Es decir, intenta ser amigo de aquellos compañeros con los que tienes mayor afinidad y cercanía. Ser amigo de todo el mundo, es un objetivo, imposible. Por ello, conviene diferenciar grados de confianza.

La realidad es que en el ámbito laboral surgen relaciones personales muy interesantes. Por ejemplo, no sólo es posible hacer nuevos amigos sino que algunas personas también encuentran el amor. Es decir, disfrutan de la ilusión de ir a la oficina sabiendo que allí, también estará su media naranja. La amistad es un regalo importante, teniendo en cuenta que pasas tantas horas en el trabajo, nada como hacer nuevas amistades allí.