Cómo hacerte valer y respetar
El respeto es un bien inherente a la naturaleza humana ya que, en base a la dignidad de la persona, cualquier ser humano es digno de ser respetado. Sin embargo, en el día a día, eres tú quien tiene que hacerse valer y respetar, en aquellas situaciones en las que tu interlocutor parece no tratarte como mereces y te quedas con la extraña sensación de que te está pisando. Existen muchas formas de no valorar a alguien: así se comportan quienes prometen algo a otra persona que luego no cumplen, quienes generan expectativas de palabra que rompen constantemente a través de la acción, quienes te utilizan al punto de tenerte en cuenta, únicamente, cuando necesitan un favor… ¿Cómo hacerte valer en situaciones de este tipo?

Di lo que piensas

Siempre existe una especie de miedo a quedar mal con otra persona al decir los verdaderos pensamientos: ¿Pero de qué te sirve tener una relación con alguien que no te valora tal y como eres? Existen relaciones que más que un disfrute se convierten en una carga: ¿Acaso eso se puede considerar amistad?

Por otra parte, en el momento en que de verdad digas qué piensas, te vas a sentir mucho mejor contigo mismo, más libre y más capaz de defender tu punto de vista. Decir lo que piensas es una forma de quererte a ti mismo y de mostrar ese amor frente a alguien inmaduro e incoherente.

Cómo hacerte valer y respetar

Aprende a decir no

Uno de los aprendizajes más importantes, pero también, uno de los más difíciles, es el de aprender a decir no. Que alguien te utilice una vez, es responsabilidad de ese alguien, sin embargo, que caigas en la trampa en futuras ocasiones ya es una responsabilidad tuya en tanto que ya sabes a quién tienes frente a ti.