Cómo influyen los demás en tu felicidad
Tu vida es tuya, por ello, eres libre de hacer lo que quieras sin tener que dar explicaciones a nadie más. O al menos, sabiendo que tienes derecho de actuar según tu conciencia más allá de que los demás, compartan tus decisiones o no. La oposición sociedad individuo ha sido una de las más estudiadas en la sociología y en la filosofía y es que, dicha oposición tiene su base en la doble realidad de la persona. Por una parte, el hombre es un ser individual que necesita cultivar sus momentos de soledad y su independencia, sin embargo, el hombre también es un ser social que necesita del poder del grupo para sentirse integrado en una comunidad.

De este modo, la familia o la ciudad son diferentes formas de comunidad. El problema surge cuando se produce una oposición en el interior de la conciencia en donde la presión social puede llegar a ser más fuerte que la valentía interior. Es decir, esto sucede cuando te dejas llevar por lo que hacen los demás, o cuando no haces ciertas cosas por el temor al que dirán. Sin darte cuenta de que estás renunciando a tu verdad interior más profunda.

Existen personas que son y se sienten diferentes. Sin embargo, en vez de sentirse especiales por ello, viven con la angustia de ser etiquetadas como raras. La realidad es que estamos en una sociedad de demasiados estereotipos y de roles que pretenden encasillar a las personas como si fuesen objetos que se pueden clasificar por colores y tamaños. Parece que todo aquello que se sale de la norma social ya no es normal.

Por ello, sin duda, hay que tener mucha personalidad para ser uno mismo, para caminar contra corriente y para mostrarte tal y como eres en un entorno que no siempre entenderá tus valores.