Cómo ir más allá de las creencias limitantes
El modo de pensar condiciona de una forma negativa o positiva nuestra vida. En ocasiones, el primer ejercicio que debemos realizar para ser más felices es revisar creencias para eliminar aquellas que sobran (algunas ideas tienen fecha de caducidad, nos ayudaron en un momento pero ahora están desactualizadas). El abanico de opciones y posibilidades en cuestión de ideas es muy amplio, sin embargo, tendemos a tener ideas fijas en cuanto a creencias limitantes se refiere. No es tan fácil tirar a la basura los “no puedo” y “los debería”.

Por suerte, si algo define al ser humano es su gran capacidad de superación, su capacidad para reinventarse a sí mismo y comenzar de nuevo. Un paso importante es cambiar ideas limitantes por otras más potenciadoras. Sin embargo, existe un paso intermedio que puede ser más realista para muchas personas. Intentar ir simplemente más allá de esa idea limitante para ponerla en duda. ¿Cómo lograr este objetivo?

Cómo ir más allá de las creencias limitantes

Anotar por escrito estas ideas

Una de las fórmulas más positivas para tomar conciencia del absurdo de algunas de las ideas con las que cargamos en nuestra vida es anotarlas por escrito, visualizarlas de una forma externa.

Otro ejercicio de creatividad constructivo, es buscar una ampia variedad de opciones a esa idea limitante. Una lluvia de ideas de mensajes alternativos que lejos de mantenerte atado a tu situación actual, te inspiren aires de cambio y confianza.

Las creencias son una parte de nuestra vida, son como las gafas a través de las que interpretamos la realidad. Pero no son toda la realidad. Y tener presente este punto es muy importante para no confundir el todo con la parte.

Ser actor por un día

Imagina que eres un actor que tiene que preparar un nuevo papel y meterse en la piel y en la forma de pensar de otro personaje para interiorizar otro punto de vista. Comprendiendo al personaje sin juzgarle de una forma negativa.