Cómo lograr que los demás te escuchen
Estás en una reunión, bien sea de amigos o de trabajo y te das cuenta de que, por mucho que lo intentas, no puedes meter baza en la conversación y, cuando lo consigues, siempre hay alguien que comienza a hablar a la vez que tú y te impide expresar esa opinión o esa idea que quieres poner en común con los demás. Para que esto no te ocurra y puedas expresarte, te mostramos cómo lograr que los demás te escuchen.

– Cuando quieras intervenir, responder o contradecir a alguien debes utilizar frases cortas, ya que si las formulas muy largas, es más fácil que el otro te corte o quien o quienes te escuchan acaben perdiendo el hilo de lo que estás hablando y por tanto el interés.

– Cuida la entonación: A muchos nos ha ocurrido desconectar de lo que alguien dice, por muy interesante que sea, porque su tono es monocorde, y es lo que debes evitar.

No se trata de que declames como si estuvieras recitando la Odisea, pero sí que pongas y quites énfasis en las frases, que subas y bajes el tono cuando hagas preguntas o sugerencias, que utilices las pausas… Eso sí, si haces una pausa, debes estar atento, ya que siempre habrá alguien esperando a que la hagas para comenzar su frase.

– Mira a los ojos a tus interlocutores: De ese modo, se sienten partícipes en la conversación. Nada hay peor que hablar con los ojos bajos, como deseando esconderte. Mira a los ojos y si estás hablando con más de una persona, mira a uno y a otro, de forma que todos se sientan tenidos en cuenta. Cuando esto ocurre escuchamos con más facilidad y atención.