Cómo luchar mentalmente contra la tristeza del desempleo
El desempleo se tiñe de un color gris cuando se prolonga durante meses o años. La persona que ha perdido un trabajo en realidad, ha perdido más que un puesto en una empresa. La realidad es que la conexión entre trabajo y bienestar personal es directa. Cualquier persona que tiene un empleo que le gusta se siente más motivada y más feliz a nivel emocional que alguien que está en paro y convive con la incertidumbre del futuro. ¿Cómo luchar mentalmente contra la tristeza del desempleo?

Busca ocupaciones

Estar en paro no significa estar parado y de brazos cruzados como bien muestran con su ejemplo todas aquellas personas que tienen un plan de búsqueda activa de empleo. Haz cursos, asiste a conferencias, haz planes de ocio con tu grupo de amigos, sal a caminar todos los días… Ten una agenda de horarios regulares.

Tener la mente ocupada en actividades que requieren de tu atención aquí y ahora te ayuda a no pensar tanto en tus preocupaciones.

Ten en mente tu objetivo

Ten en mente tu objetivo de una forma constante: encontrar trabajo. Trae tu objetivo a la mente de una forma consciente en esos momentos en los que las preocupaciones no te dejan ni dormir. A diferencia de una preocupación, un objetivo es motivador y estimulante. Ese punto de llegada en el que quieres estar.

Cómo luchar mentalmente contra la tristeza del desempleo

Busca apoyos

No descuides tus relaciones sociales porque cuando más se necesita tener amistades es en el desempleo. Las tristezas pesan menos gracias a la compañía de los seres queridos. Estando en el paro se pierden muchas cosas pero en este periodo de la vida, también descubres con qué personas puedes contar al cien por cien.

Habla con naturalidad de la situación y no hagas un tabú del hecho de estar sin trabajo. Expresa tus emociones con libertad.