Cómo mediar entre amigos que discuten
Estar ante una discusión de amigos no es una situación agradable ya que son dos personas a las que quieres y no es adecuado posicionarte a favor o en contra de ninguno. Normalmente una discusión mal llevada aleja a las personas así que como amigos que son tuyo es una buena idea ayudarles a que vuelvan a estar unidos tras una discusión. Además ayudarles te hará sentir bien porque habrás ayudado a crear una mediación durante el conflicto, algo que hará que puedan volver a comunicarse con un diálogo adecuado.

Hoy quiero darte algunos consejos por si alguna vez te encuentras en una situación donde amigos tuyos discuten y así puedas tener estrategias para mediar entre ellos.

Mensajes positivos

La primera manera de mediar de forma adecuada es informar a ambos amigos los mensajes positivos que se están lanzando unos a otros, obviando totalmente aquellos que son negativos y que únicamente servirían para empeorar la situación de conflicto.

No te posiciones

Es importante que cuando dos amigos discuten no te posiciones ni tomes partido por ninguno de los dos. No está mal tener puntos de vista diferentes, porque además es algo positivo y gratificante. Así que esto es algo que deberás transmitir en el momento de la discusión ¡no pasa nada por tener pensamientos diferentes!

Sin trapos sucios

Cuando dos amigos discuten hay que centrarse en el motivo de la discusión pero en el presente, es decir el pasado se queda atrás y no se puede cambiar por lo que no vale la pena centrarse en él. Lo único que sirve un error del pasado es en buscar formas y soluciones para que vuelva a suceder en el futuro. Por lo que no hay que sacar los trapos sucios de nadie, así que en momentos de tensión mejor obviarlos.

Cómo mediar entre amigos que discuten

Búsqueda de soluciones

En lugar de seguir el juego de machacar y dar mil vueltas a lo mismo, lo más productivo y funcional es que invites a los afectados a buscar soluciones al conflicto que les está afectando a ambas partes.

Reformula opiniones

Con mucho cuidado puedes reformular las opiniones de ambas partes para buscar lazos de unión y que vean que la discusión no tiene razón de ser porque ambos quieren lo mismo; encontrar la verdad, una verdad que puede ser diferente con puntos de vista diferentes pero compartidos.

Acercar posturas

Finalmente es importante que aunque no se compartan las opiniones de los demás, se respeten y se entiendan. Porque sólo de este modo se podrá conseguir un equilibrio comunicativo entre ambas partes.