Cómo mejorar el carácter
El carácter te abre puertas o te las cierra de una forma directa en las relaciones sociales. De una forma lógica, en el contexto de la confianza se disculpan ciertos gestos que no se perdonan tan fácilmente en un ambiente menos íntimo. Pero además, cuando a alguien se le quiere de verdad se le perdona todo, pero está claro que una persona que tiene mal carácter y malos modos, notará las consecuencias antes de lo esperado.

El mal carácter no tiene solo que ver con la posible falta de educación o con los malos modales, tampoco se reduce únicamente a un carácter violento, es posible tener un mal carácter al tener una relación totalmente pasiva en las relaciones personales. Quien descuida por completo sus amistades, entonces, tampoco es un ejemplo ideal de amigo. ¿Cómo mejorar el carácter?

En primer lugar, mirando dentro de uno mismo y asumiendo la verdad. Muchas veces, dicha verdad no gusta, y asusta, sin embargo, aceptarla es el primer paso para poder cambiar. En segundo lugar, intenta ser observador con cómo son tus relaciones personales. El modo en que te traten los demás también puede darte información sobre si eres alguien cercano o distante.

Para mejorar el carácter sé paciente: la paciencia te ayuda a sembrar una semilla en ti a pesar de que los frutos se vean a largo plazo. El cambio se nota desde un primer momento aunque no se vea. Pero cuando ya has tomado la decisión de cambiar, estás sentando dentro de ti las raíces del hábito. El hábito marca el carácter cuando una acción se convierte en costumbre. Por ello, identifica en primer lugar, cuáles son tus puntos débiles, qué aspecto es para ti urgente corregir porque eres consciente de los efectos tan negativos que tienen en tu vida social.