Cómo mejorar la empatía con un compañero de trabajo
La comunicación es importante y vital en cualquier ámbito de la vida. El contexto laboral también está muy asociado a miedos internos que se refuerzan en un momento de crisis. Existen trabajadores que viven con miedo a decir lo que realmente piensan por temor a no ser del agrado del jefe o incluso, por miedo al despido. La libertad interior es muy importante para crecer como persona y para ser uno mismo.

Cómo ponerte en el lugar del otro

Una empresa está formada por personas que tienen su propia historia, por tanto, son diferentes. La libertad de pensamiento enriquece a todo un equipo. Por esta razón, conviene potenciar el diálogo, reforzar la escucha activa, respetar los turnos de palabra, no juzgar de una forma negativa y tener apertura mental. Existen palabras que mejoran el trabajo en equipo. Refuerza el uso de las palabras lo siento, por favor y gracias. El modo en el que dices las cosas también crea una predisposición en los demás. Desde la queja o el reproche generas pensamiento negativo en el otro porque se siente atacado.

Por otra parte, conviene tener un concepto adecuado de la sinceridad. La sinceridad no tiene nada que ver con decir cada cosa que viene a tu mente como si fuera indispensable que lo supiera el otro. Es decir, haz comentarios constructivos y piénsatelo dos veces, antes de hablar por hablar.

Cómo mejorar la empatía con un compañero de trabajo

Evita los prejuicios

El ámbito laboral también es muy dado a las etiquetas y a los prejuicios. Para evitar este modo distorsionado de ver la realidad, es fundamental que des tiempo al tiempo para conocer a las personas tal y como son. No te dejes influir de una forma negativa por los comentarios que un tercero te ha hecho sobre ese alguien. Simplifica tu rutina laboral y no te tomes todo tan en serio.