Cómo mejorar tu gestión emocional
Tener una buena gestión emocional es una de las competencias propias de la inteligencia emocional que te permite conocerte mejor a ti mismo. ¿Cómo ser dueño de tus sentimientos y emociones y no esclavo?

Cómo poner orden en tus pensamientos

La causa de un sentimiento es el pensamiento que lo produce (una interpretación negativa de la realidad produce sentimientos y emociones desagradables). ¿Qué hacer con un pensamiento negativo? Intenta reflexionar sobre qué existe detrás del mismo. Si puedes hacer algo en relación con ese asunto que te preocupa, entonces, adelante. Si se trata de una idea irracional que es un punto de autoboicot, haz oídos sordos a esta idea.

Ideas frecuentes que limitan tu potencial

Todo ser humano establece un diálogo interior constante consigo mismo. En ocasiones, una persona puede no potenciar todo su talento como consecuencia de ideas que dañan su autoestima. Para poder tener una mejor gestión emocional es conveniente identificar los pensamientos que brotan en tu mente de un modo más recurrente. Puedes utilizar la técnica de poner por escrito estos pensamientos para poner palabras a tu mundo interior.

La terapia de disfrutar de la naturaleza

La técnica forma parte de la vida del ser humano de nuestro tiempo. Pero no renuncies al gran placer de disfrutar de actividades al aire libre en las que puedas sentir la energía positiva que surge de la observación de un paisaje.

Cómo mejorar tu gestión emocional

¿Qué ocurre cuando tenemos un pensamiento negativo?

En este tipo de circunstancias, cuerpo y mente reaccionan de un modo similar a como actuarían en caso de que esa preocupación fuese un hecho real. Por ello, conviene suprimir el sufrimiento innecesario. Para lograrlo, busca un punto de atención distinto al foco de tu preocupación. Es decir, ocúpate de algo más inmediato a corto plazo.