Cómo mejorar tu relación con el jefe
Las relaciones personales son una fuente de bienestar no sólo en el entorno laboral sino en la vida en general. Pero las relaciones personales tienen tanto peso que algunos conflictos de trabajo terminan contaminando la vida personal. Dentro de los diferentes vínculos que se establecen en el horario de la oficina, quienes tienen la suerte de tener una buena relación con su jefe trabajan más y mejor porque se sienten valorados. ¿Cómo puedes mejorar tu relación con tu jefe?

Es una persona igual que tú

Más allá de estar frente a tu jefe, piensa que estás ante alguien que es igual que tú. Una persona de carne y hueso con aciertos, errores, miedos e inseguridades. Existen trabajadores que tienen miedo a su jefe y se bloquean en cualquier conversación. Para quitar dramatismo a la situación aplica el sentido del humor y piensa que tu jefe no es alguien tan distinto a ti.

Critica menos al jefe

El entorno laboral es muy dado a los juicios de valor constantes y a las interpretaciones de las actitudes ajenas. No pierdas el tiempo de esta forma y respeta la jerarquía dentro de una empresa. El trabajador que tiene claro cuál es su rol obedece con mucha más facilidad al jefe que aquel trabajador que a pesar de no ser jefe le encanta mandar y ser líder.

Criticar aquello que hace el jefe es muy fácil pero conviene potenciar la empatía para comprender que el papel de un jefe en la empresa es más complejo de lo que parece a simple vista porque asume muchas responsabilidades, tiene la autoridad en la toma de decisiones y también tiene que lidiar con aspectos humanos sin descuidar por ello el factor económico.

Cómo mejorar tu relación con el jefe

Potencia el diálogo

A pesar de estar frente al jefe, no dudes que como trabajador tienes unos derechos que defender. Y eso, en ciertos momentos, puede suponer aprender a decir que no al jefe cuando un día tras otro te pide que hagas un trabajo en el último momento cuando faltan unos minutos para que finalice tu horario de oficina.