Cómo mejorar tus relaciones personales
En todas partes y a todas horas nos relacionamos con personas con diferentes formas de ser, opiniones, que nos resultan simpáticas o antipáticas y que muchas veces suponen una parte importante de nuestras vidas. Nos puede ocurrir que, aunque nos sintamos satisfechos en algunos aspectos de cómo nos relacionamos con los demás, existan ámbitos o momentos en los que nos gustaría mejorar nuestras relaciones personales, ya sea para tener más amigos, conocer a nuestra nueva pareja o tener un mejor ambiente de trabajo.

Lograrlo no siempre es sencillo, pero existen técnicas que nos ayudarán a lograrlo y a facilitar nuestras relaciones con los demás.

Es importante aprender a escuchar. Muchas veces, mientras los demás nos hablan, nos descubrimos pensando en todo lo que tenemos que hacer o en que quien nos habla es un pesado que siempre cuenta lo mismo. Aunque creamos que estamos atentos, no es así, y la otra persona percibe la falta de interés. Escucha activamente, haz preguntas y no des consejos a menos que la otra persona te los pida ni juzgues ni des sus opiniones por no válidas.

Esto no significa que no expreses tus opiniones, pero sí que tengas muy en cuenta cómo lo haces, que en ocasiones es más doloroso que lo que dices. Mantén una actitud dialogante, valorando los puntos de vista de la otra persona y sin querer tener razón siempre.

Cuando te equivoques o pierdas los nervios, discúlpate. Todos tenemos un día malo y el admitir que se ha actuado mal y pedir disculpas es visto como una fortaleza, no como una debilidad.

Ser positivo también te ayudará a mejorar tus relaciones. Evita ser de aquellos que critican o propagan rumores para evitar que las relaciones se vuelvan tóxicas y, con ello, más complicadas.