Cómo mostrar inteligencia emocional en un correo electrónico
¿Cómo mostrar inteligencia emocional en un correo electrónico? La inteligencia emocional es una capacidad fundamental en las relaciones interpersonales. Teniendo en cuenta que hoy día, también comunicamos temas importantes a través de un mensaje de correo electrónico, al recibirlo, es fundamental tener inteligencia emocional para responder al destinatario con empatía. En la escritura se pierde mucha de la viveza que se tiene en la comunicación oral, porque no podemos ver el lenguaje corporal de la otra persona, pero en cambio, la escritura también es un nexo de unión muy importante entre dos personas cuando vuelcas tu corazón en tus palabras. Para poner inteligencia emocional en un correo electrónico, en primer lugar, es fundamental dedicarle tiempo a ese mensaje cuando se trata de un tema importante.

A nivel visual, decimos mucho al receptor de ese mensaje, por tanto, escribe al menos, tres párrafos que te permitan desarrollar tu mensaje de una forma estructurada y coherente. Además, cuida mucho la forma, por ello, puedes jugar con los diferentes tipos de letras y resaltar en negrita aquello que quieres destacar de tus palabras. Intenta que tu mensaje sea atractivo a nivel visual.

Recuerda que para una persona no hay nada más bonito que su nombre, así que a la hora de dirigirte al otro, escribe su nombre en algún momento. Deja abierta la posibilidad a hablar del tema cara a cara en caso de que la otra persona lo desee y lo necesite. Un gesto muy importante a nivel emocional es saber ver las necesidades ajenas y poder ofrecer una ayuda a alguien que la necesita. Busca un momento para escribir tu correo en el que estés tranquilo, sin prisas y sin agobios del trabajo. Si crees que vas a tardar unos días en poder encontrar ese momento, entonces, escribe un mensaje para decirle que en unos días le escribirás con calma.