Cómo nos influye la música en las tiendas de ropa
Entramos en una tienda de ropa o de calzado dirigido a los jóvenes y lo primero y lo que más nos llama la atención es la música a todo volumen que invado hasta el menor rincón del local, una música generalmente rítmica y muy de moda que resulta muy estridente y no podemos evitar preguntarnos por qué ese tipo de música es común a todas esas tiendas.

La elección de esta música no está hecha al azar, sino que se debe a varias razones:

– En primer lugar, este tipo de música nos estimula a comprar porque limita nuestro autocontrol, con lo que terminaremos comprando de forma más compulsiva en un local que tenga este tipo de música que en otro donde nos sintamos relajados y podamos recorrerlo con calma y sin sentirnos estresados.

– Por otra parte, la música tan alta sobrecarga nuestros sentidos, lo que hace que meditemos menos nuestras decisiones. De ese modo, no tenemos tanto tiempo para sopesar si realizamos una compra o no, con lo cual es más sencillo que salgamos de la tienda cargados de bolsas y que, al llegar a casa, nos preguntemos por qué hemos comprado tantas cosas.

Dado que los jóvenes son más impulsivos que las personas mayores, el escuchar la música de estas tiendas hace que la cantidad de productos que compren sea mucho más alta que si no existiera dicha música.

Además, las tiendas de ropa necesitan hacer que la compra sea una experiencia lo más placentera posible para la clientela joven. Convirtiendo las tiendas de ropa casi en una discoteca, consiguen que los clientes además de comprar pasen un rato divertido, con lo cual asocian la compra a un momento placentero y divertido, logrando así una clientela asidua y fiel.