Cómo organizar tu lista de objetivos vitales
En la vida, para no quedarte estancado es muy importante que con cierta regularidad, tengas la capacidad de marcarte metas y objetivos con deseos que cumplir en un plazo concreto de tiempo. Por ello, el mes de septiembre cuando comienza un nuevo ciclo para todos, es la ocasión ideal para renovar la motivación gracias a la concreción de planes y proyectos que de verdad, te mueven el corazón porque te apetece llevarlos a cabo y porque crees que serás más feliz de este modo. ¿Cómo organizar tu lista de proyectos vitales?

En primer lugar, seguro que tienes muchos deseos que de una forma consciente o inconsciente surgen en tu mente en cualquier momento del día. Sin embargo, no todos tienen la misma fuerza, por ello, conviene que hagas una jerarquía para ver cuáles te motivan más. Por otro lado, puedes separar tu lista de objetivos en dos ámbitos: personales y laborales. En la vida, el verdadero bienestar surge de alcanzar el equilibrio en ambos planos.

Cuando se trata de afrontar una situación a través del cambio también puedes hacerte las siguientes preguntas: ¿Qué te mantiene atado a tu actitud actual? Después, responde a la siguiente cuestión: ¿Qué ganarás en tu vida en caso de lograr la meta que te has propuesto? Y para finalizar, responde: ¿Qué grado de motivación y de fuerza tienes en una escala del 1 al 10?

En tu lista de objetivos no te centres solamente en ti misma, también puedes plantear algunas metas que estén vinculadas con tu relación de pareja por ejemplo. Aquí tienes una lista de metas posibles en este contexto: compartir más tiempo en común, mejorar la comunicación, tener más gestos románticos, hacerle la vida más agradable, sorprenderle más…

Conviene no crear una lista interminable de metas puesto que eso sería un caos. Simplemente, céntrate en lo más importante, ahora, para ti.